Playoff de la NBA: un Hot Sale para los Warriors

curry-reuters
Comenzaron los playoff de la NBA y probablemente la gran pregunta que se hagan los fanáticos sea ésta: ¿podrá algún equipo detener a los Warriors de Golden State?

Parece difícil frenar a una selección que, con sus 73 victorias, ha ocupado portadas en los principales medios de comunicación en el mundo y ha disparado la atención global hacia el baloncesto, para evitar que te pierdas del seguimiento hacia este equipo la mejor opción es comprar en la tienda online de Walmart este HotSale 2016 una gran variedad de pantallas o equipo de tv y video para disfrutar de sus emocionantes partidos, gracias a los muy bajos precios, desaparecerán los balones Spalding, los mismos con los que Stephen Curry marcó la impresionante cifra de ¡402 triples!

La Conferencia Oeste promete muchas más emociones que la del Este

Y es que, aunque los Warriors y Spurs de San Antonio luzcan superiores, por su formidable temporada regular, en realidad cualquiera de sus rivales puede colocarlos en situaciones de riesgo.

Por ejemplo, los Warriors enfrentarán a los Rockets de Houston. Por lo general el duelo entre el equipo con mejor récord y el de peor marca entre los ocho clasificados suele terminar en una cómoda victoria; sin embargo, esta vez quizás Golden State tenga que esforzarse más de la cuenta. Los Rockets jugaron y perdieron la final de Conferencia el año pasado ante los Warriors y muchos pensaban que, esta campaña, el equipo que lidera James Harden estaría en el Top 4. No ocurrió así y los Rockets sufrieron hasta el último día del calendario, que fue cuando finalmente conocieron que estaban de regreso en los playoff.

¿4-0 para los Warriors? Olvidémonos del 3-0 en la temporada regular de este año y olvidemos el extraordinario balance ofensivo de Golden State. Creo que los Rockets, si Dwight Howard muestra algo de su mejor baloncesto y si Harden “se arranca un pelo de la barba”, al menos se llevarán una victoria.

Algo similar puede decirse de los Spurs, en su duelo frente a los Grizzlies de Memphis. El equipo de Greg Popovich es amplio favorito, pero tampoco sería una sorpresa si el match llegará, incluso, al sexto desafío. Los otros dos matches lucen mucho más cerrados. Oklahoma City no por casualidad fue el tercer mejor récord del Oeste, con un Rusell Westbrook en una campaña formidable; pero los Mavericks de Dallas, que vienen de menos a más, llegan inspirados a los playoff; mientras, Clippers de Los Ángeles y Traiblazers de Portland podrían escenificar la serie más reñida de todas.

¿Camino abierto para los Cavaliers en el este?

En el Este, todas las miradas apuntan hacia un solo equipo: los Cavaliers de Cleveland, el único que, por nómina, parece tener capacidad de frenar, en una final, a Warriors o Spurs; pero, en su segundo año tras el regreso a Ohio, LeBron James y sus Cavs tuvieron una temporada con demasiadas irregularidades. Problemas internos, lesiones, cambio de entrenador… De cualquier forma, Cleveland fue, por mucho, la selección más completa del Este.

En su primer match tienen como rivales a los Pistons de Detroit, una de las mayores sorpresas de la conferencia, al dejar en el camino a los más que decepcionantes Bulls de Chicago. Otro de los favoritos, Raptors de Toronto, no lo tendrá fácil frente a los Pacers de Indiana. Los Heat de Miami retornan a los playoffs, tras perderse los del año pasado. Por supuesto que las aspiraciones de este equipo, sin LeBron, ni remotamente son las de acercarse a la final y para alcanzar la segunda ronda tendrán que superar a los Hornets de Charlotte, una de las revelaciones de la actual campaña.

Por último, el enorme talento de los Celtics de Boston podría ser suficiente para vencer a los más experimentados Hawks de Atlanta.

¡Showtime en los playoff de la NBA!

Durante un mes disfrutaremos del mejor baloncesto del mundo y no nos extrañamos si en las increíbles ofertas en el Hot Sale de la tienda online de Walmart “vuelan” los balones Spalding, por los bajos precios, ya que grandes y chicos, inspirados en Curry, LeBron, Durant, también sueñan, aunque sea virtualmente, con anotar una canasta que signifique un campeonato.