Cuba en los Juegos Panamericanos: desde Mar del Plata hasta Guadalajara

historia Juegos Panamericanos, Cuba en Juegos Panamericanos, mejores atletas Juegos Panamericanos, Panamericanos Toronto 2015, Erick López

El gimnasta Erick López es el máximo ganador de títulos (18) en la historia de los Juegos Panamericanos

Después de la brillante actuación de Cuba en La Habana, en 1991, el listón realmente estaba muy alto para la cita de Mar del Plata, en Argentina, en 1995. Cuarenta y cuatro años después de su primera edición, los Panamericanos regresaban a territorio argentino y allí, una vez más, el deporte cubano lució bien.

Los cubanos dominaron varias disciplinas. Por ejemplo, en el atletismo ganaron 18 títulos, siete en el boxeo, 21 en las pesas y también triunfaron en la esgrima, el karate y la lucha, libre y grecorromana.

En Mar del Plata, Cuba sobrepasó por segunda ocasión consecutiva el centenar de títulos, al obtener 112. Aquí es oportuno resaltar la tercera corona del boxeador Félix Savón; además, las tres nuevas medallas de oro del pesista Pablo Lara, con las que elevó su total panamericano a nueve. En el envión de los 76 kilogramos, Lara hizo historia, al implantar un récord mundial, tras levantar 207,5 kilogramos.

En este recuento no puede faltar el récord de 2,40 metros de Javier Sotomayor en el salto de altura, así como el séptimo título consecutivo del béisbol y el voleibol femenino. De nuevo el rey de los Juegos fue el gimnasta Erick López, con tres oros más a su cuenta.

Estados Unidos ganó los Juegos, con 170 títulos, escoltado por Cuba con 112 y Canadá con 48, en tanto los anfitriones ascendieron al cuarto escalón, con 40 coronas y desplazaron a Brasil del cuarteto vanguardista.

Cuatro años más tarde, Winnipeg acogió por segunda vez unos Juegos Panamericanos. Allí los cubanos tuvieron uno de los retos más difíciles, pues los canadienses se prepararon bien y estuvieron a punto de desplazar a los nuestros del segundo lugar; pero un repunte final permitió mantener esa posición.

En esa cita panamericana, Cuba tuvo su actuación menos sobresaliente en el medallero en 20 años, porque solo logró 69 títulos. Entre los deportes destacados estuvo la esgrima, que alcanzó 9 medallas de oro de 10 posibles, los boxeadores triunfaron en 9 de las 12 divisiones y los judocas en 9 de 14.

En los deportes colectivos, el béisbol ganó el título por octava ocasión consecutiva, en lo que probablemente haya sido uno de sus torneos más complicados hasta ese momento. En Winnipeg, por primera vez compitieron peloteros profesionales y esto obligó a Cuba a esforzarse al máximo. En la etapa clasificatoria, el equipo perdió en dos ocasiones; pero, luego se repuso y en un emocionante partido semifinal superó a Canadá, tres carreras por dos, con un inolvidable jonrón de Omar Linares, con dos corredores en circulación.

El voleibol femenino no pudo mantener su cadena de triunfos y cedió en la final, en cinco sets, ante Brasil.

Erick López fue, una vez más, el “Rey de los Juegos”, tras obtener seis medallas de oro, cinco de plata y una de bronce en la gimnasia artística. Otro momento destacado fue el récord mundial impuesto por el pesista cubano Idalberto Aranda, en el envión, donde levantó 205,5 kilogramos.

La actuación cubana se vio ensombrecida por las acusaciones de dopaje contra Javier Sotomayor y tres pesistas. El llamado “Príncipe de las Alturas” ganó por cuarta ocasión consecutiva en los Panamericanos; sin embargo, poco después le retiraron la medalla de oro, porque encontraron restos de cocaína en su orina. Sotomayor negó vehemente cualquier relación con esa droga y las autoridades cubanas apoyaron al campeón; sin embargo, prevaleció la decisión de los organizadores.

Otros momentos memorables para Cuba en los Juegos de 1999 fueron los récords para esa competición logrados por Anier García, en los 110 metros con vallas, con tiempo de 13,17 segundos y el de Daimí Pernía, en los 400 metros con vallas, con tiempo de 53,44 segundos.

En Winnipeg el deporte cubano recibió la primera señal de alarma. La etapa de amplio dominio sobre los otros países, con excepción de Estados Unidos, había quedado, definitivamente, atrás.

En 2003, en los Juegos que organizó la capital dominicana, la delegación cubana alcanzó 72 medallas de oro, con las que logró una amplia ventaja sobre Canadá. Erick López ganó seis títulos y se convirtió en el líder de todos los tiempos en medallas individuales con 22, divididas en 18 de oro, tres de plata y una de bronce.

Los atletas cubanos ganaron seis torneos individuales: lucha, remo, judo, gimnasia artística, boxeo y canotaje. En el boxeo solo se obtuvieron seis de oro y esta fue la menor cantidad para Cuba, desde los Juegos de San Juan, en 1979, cuando los boxeadores alcanzaron cinco.

Entre las actuaciones destacadas en el atletismo estuvieron los récords panamericanos del jabalinista Emeterio González, con un envío de 81,72 metros y de la martillista Yipsi Moreno, quien llevó el implemento hasta los 74,25 metros.

Entre los deportes colectivos, lo mejor estuvo en el béisbol, pues la selección nacional venció en el partido por el título a Estados Unidos, tres carreras por una y alcanzó su noveno título consecutivo. Además, el baloncesto femenino retuvo la corona.

En los siguientes Juegos, en Río de Janeiro, en 2007, la delegación cubana recibió una fortísima oposición de los brasileños que ocuparon la segunda posición durante la mayor parte del tiempo; sin embargo, otro repunte en los días finales, como sucedió antes en Winnipeg, le permitió a Cuba alcanzar el segundo lugar en el medallero, con 59 títulos, 34 preseas de plata y 40 de bronce.

El recorrido termina en Guadalajara, en 2011. Allí Cuba compitió con 442 atletas y retuvo la segunda posición en la tabla, con 58 de oro, 35 de plata y 43 de bronce. Los estadounidenses volvieron a ganar los Juegos, aunque esta vez tampoco pudieron rebasar el centenar de títulos.

Lo más destacado por Cuba en la cita mexicana fue el atletismo, que aportó 18 títulos, mientras el boxeo dio 8, la lucha, 9 y el judo, 6. Por primera vez en más de cuatro décadas, Cuba no pudo ganar ni siquiera una modalidad colectiva. El revés más comentado fue el del béisbol. La selección nacional cedió en el partido semifinal ante Estados Unidos, 12 carreras por 10, y así terminó su cadena de 10 coronas en línea.

Con 839 títulos y varios récords personales y colectivos, el deporte cubano se ha hecho sentir, con mucha fuerza, en los Juegos Panamericanos. Esperemos que entre las dos próximos citas, ahora en Toronto y luego en Lima, en 2019, la cifra de medallas de oro se aproxime a las 1000.

Publicado en Habana Radio

2 Comments

  1. Miguel Ernesto,
    excelente recorrido,
    será difícil mantener el segundo lugar esta vez pues tenemos dos contendientes muy fuertes en ese objetivo: Canadá por ser país sede y Brasil por su preparación de cara a los Juegos Olímpicos de 2016,
    no sé Brasil, pero Canadá tiene más deportistas que nosotros y competirá en mayor número de eventos,
    veremos qué pasa,
    saludos, Cmario

    1. Hola Cmario…la actuación en los Panamericanos de Toronto realmente dejó mucho que desear…cambiar todo lo que deba ser cambiado nos repiten constantemente…pero las modificaciones deberían llegar cuanto antes o no quedará nada que cambiar

Comments are closed.