NFL Playoff: Cowboys desconcertados y Broncos abrumados

Una semana atrás, los Detroit Lions se quejaron del mal arbitraje que dañó sus posibilidades ante los Dallas Cowboys. Ahora fue el equipo tejano el que recibió una controvertida decisión en su contra. Ni Dez Bryant ni los fanáticos de los Cowboys se explican cómo fue posible que los jueces aceptaran la reclamación del entrenador principal de los Green Bay Packers; pero lo cierto fue que lo que parecía una recepción salvadora terminó en un pase incompleto y así volvieron a desaparecer los sueños de Jerry Jones de tener a su equipo nuevamente en un Súper Bowl.

Todas los titulares mediáticos se centran en la polémica recepción, en cuarto down, que hubiera colocado a los Cowboys en la yarda 1 de los Packers. De acuerdo, fue un error arbitral, porque realmente Bryant tuvo control del ovoide; pero también es imprescindible resaltar el formidable trabajo de Aaron Rodgers, en mi opinión el mariscal de campo más completo actualmente en la NFL. En el último partido de la temporada regular, en el que se disputaba el título de la división Norte de la AFC, Rodgers sufrió una lesión en la pantorrilla que lo obligó a retirarse un tiempo del terreno. Regresó justo a tiempo para guiar a los Packers sobre los Lions; sin embargo, su presencia contra los Cowboys fue una incógnita durante un largo tiempo.

En el siempre gélido Lambeau Field, Rodgers tuvo un formidable rendimiento, al completar 24 de los 35 pases lanzados, para 316 yardas, con 3 TD y también perdió un balón. Después de comenzar delante en el marcador, los Packers permitieron que los Cowboys tomaran ventaja de 21-13. Aquí volvió a ponerse a prueba la sangre fría de Rodgers quien condujo dos series que terminaron en TD y dieron vuelta al marcador.

Ahora los Packers viajarán hasta Seattle, para enfrentar a los favoritos Seahawks. ¿Podrá Rodgers romper el cerrojo de la mejor defensiva de la NFL? Ni siquiera el talento y la enorme capacidad de este mariscal me parece suficiente para detener las aspiraciones de los campeones de regresar al Súper Bowl.

¿El último partido de Peyton Manning?

Peyton Manning lució como lo que es, un mariscal de campo de 38 años y los Denver Broncos tendrán que esperar otro año para cumplir el sueño de regresar a un Súper Bowl . Esta vez el alumno superó al maestro, así que los Indianápolis Colts, liderados por Andrew Luck—en mi opinión el mariscal de campo más talentoso de la NFL, aunque los fanáticos de los Seahaws tengan una idea diferente—barrieron a los locales, 24-13.

En realidad, Manning solo lució bien en la primera seria ofensiva, que terminó con un TD. Después de esto, poco pudo hacer el veterano mariscal que podría haber jugado su último desafío en la NFL; aunque, al menos por ahora, aseguró que piensa retornar la siguiente campaña. Queda por ver qué piensa la directiva de los Broncos sobre esto.

Los Broncos fueron “construidos” para ganar este año; pero, al igual que ha sucedido en las últimas tres temporadas, en el momento decisivo, Manning no pudo guiar al equipo a la victoria. La defensiva de los Colts volvió a ser intimidante. Una semana atrás contuvieron a los Bengals y ahora dejaron a la poderosa ofensiva de Denver en tan solo 13 puntos (10 en la primera parte y apenas un gol de campo en los últimos treinta minutos).

Luck demostró que es un líder. Por supuesto que comete errores (dos intercepciones), pero hace las jugadas en los momentos claves. De seguro ahora nadie en Indianápolis se arrepiente de “haber dejado ir” a Manning, tres años atrás, cuando salieron de su contrato y apostaron por Luck en el draft.

Los Colts viajarán hasta Foxborough, donde enfrentarán a los Patriots. Todos consideran a New England como el gran favorito para ganar el título de la AFC y jugar en el Súper Bowl; pero creo que nadie debería descartar a Indy. No tiene nada que perder y eso lo convierte en un equipo todavía más peligroso.