Samsung Galaxy S5, un campeón olímpico

Existen varias discusiones en las que es difícil encontrar un ganador, ¿Lennon o McCartney? ¿Barca o Real Madrid? ¿Nike o Adidas? ¿Harry Potter o el Señor de los Anillos?… ¿Samsung Galaxy o iPhone? Quizás las otras mantengan una “cerrada lucha”; pero, en el último ejemplo, la compañía surcoreana ha tomado ventaja, con el nuevo Galaxy S5 que rediseña la manera en que los usuarios interactúan con sus dispositivos y pone en práctica aquella frase en latín, pronunciada por el Barón Pierre de Coubertin en la inauguración de los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna, en Grecia, en 1896: citius, altius, fortius (más rápido, más alto, más fuerte).

¿Qué elementos distinguen a la más reciente generación Galaxy S? Samsung sin dudas hizo un estudio profundo de las necesidades e identificó aquellos puntos más sensibles para sus clientes y logró ajustar su modelo, ya que ahora es posible navegar más rápido, la batería dura más, las cámaras del smartphone son más potentes y la seguridad del dispositivo es superior.

Pero allí no terminan las facilidades del Galaxy S5. Analicemos otras ventajas de este formidable modelo. Por ejemplo, un elemento muy llamativo es el diseño moderno y sofisticado, con unas dimensiones de 142 x 72,5 x 8,1 mm, y una amplia pantalla Super AMOLED Full HD de 5´1”, perfecta para disfrutar vídeos y aplicaciones con una extraordinaria calidad. Samsung comercializa el modelo en cuatro colores: blanco, negro, azul y dorado eléctrico.

Los ingenieros de Samsung realmente se esforzaron con la cámara del Galaxy S5, porque es de ¡16 mpx! con un autofoco incorporado, capaz de enfocar en tan solo 0,3 segundos, lo que la convierte en la cámara de un dispositivo móvil más rápida del mundo. Además, permite mantener el punto de enfoque solo en aquella parte de la imagen que interesa, desenfocando el resto.

La seguridad de S5 es mucho más fuerte y no es exageración aquello de “resistente al agua y polvo”. El S5 cuenta con el certificado IP67, es decir, es realmente un smartphone que sobrevive al agua y polvo.

Otro punto muy interesante: Samsung incorporó un escáner dactilar que permite desbloquear el teléfono, e incluso hacer pagos móviles con total seguridad, a través del reconocimiento de la huella, así que ahora será prácticamente imposible que alguien pueda romper esta barrera de seguridad. Además, el S5 incluye un “Modo Emergencia” para cuando uno se sienta en peligro, el propio teléfono envíe a los contactos señalados un mensaje de ayuda, con dos fotos, una tomada con la cámara frontal y otra con la de atrás, una grabación de audio de 5 segundos, más la localización GPS. Difícil superar esto.

Dos prestaciones imprescindibles en la contemporaneidad: más velocidad en la navegación y mayor duración de la batería. El S5 es compatible con la quinta generación de Wi-Fi 802.11ac, 2×2 MIMO y un LTE estándar categoría 4. Con MIMO es posible unir dos conexiones Wi-Fi para una transferencia de datos ultra rápida. Además, integra la tecnología Download Booster, que permite el uso de LTE y Wi-Fi de manera simultánea y esto facilita una navegación perfecta.

El Galaxy S5 propone una gestión de la batería inteligente a través de Ultra Power Save Mode que extiende el 10% de batería por 24 horas. ¿Cómo se produce esto? A través de esta función, el smartphone cierra aquellas aplicaciones menos necesarias, dando la opción al usuario de activar las más imprescindibles, como llamadas o mensajes de texto. Bajo Ultra Power Save Mode la pantalla reducirá su brillo y consumirá muchos menos recursos al pasarse de color al blanco y negro. Gracias a este sistema de ahorro de energía es posible disponer de 10 horas de navegación por Internet y 12 horas reproduciendo vídeo.

Citius, altius, fortius, dijo Coubertin, casi 120 años atrás. El Samsung Galaxy S5 es, precisamente, así: más rápido, fuerte y seguro. Es el campeón olímpico de los smartphones.