Erislandy Savón, la saga cubana de boxeadores

Erislandy Savón es uno de los mejores boxeadores cubanos del momento. Dueño de una inmensa anatomía que intimida a sus adversarios, el boxeo corre por las venas de este fornido joven, de apenas 23 años, sobrino del tricampeón olímpico Félix Savón, y que ha cumplido con el apellido familiar. Hasta ahora sigue invicto con su equipo, los Domadores de Cuba, en la IV Serie Mundial de Boxeo.

Savón nació en Guantánamo, el 27 de julio de 1990, e inició sus andanzas sobre el cuadrilátero desde temprana edad. Aprendió el arte de dar y no recibir golpes bajo la guía del profesor Yordanis Centeno.

El representante de los 91 kilogramos de la franquicia de los Domadores accedió a dialogar sobre su carrera deportiva y respondió cada interrogante como lo hacen los campeones: con rápidos y muy efectivos rectos de derecha.

¿Siente presión al ser familia y practicar el mismo deporte de un tricampeón olímpico como Félix Savón?

Para nada, todo lo contrario, constituye un impulso y honor. Mi tío Félix fue muy grande sobre el cuadrilátero y yo estoy en la disposición de seguir los pasos de él.

¿Cómo fueron los entrenamientos en los inicios de su carrera?

Eran duros. Guantánamo siempre se ha destacado por ser cantera de excelentes pugilistas. Entonces, durante el tránsito por la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar “Rafael Freire”, el profesor Antonio Lodínez nos exigía mucho y con él aprendí algunos secretos del boxeo. Gran parte de los triunfos en esta etapa se los agradezco a él.

Su formidable composición física, poder en  la pegada y elegancia en el ring le permitió ganar todos los títulos en las categorías escolares y auguraban un camino exitoso en la división de los pesos pesados. En 2008 obtuvo la medalla de oro en el Campeonato Mundial Juvenil de Boxeo, celebrado en Guadalajara, México, al superar en el combate final al kazajo Ivan Dychko. El salto al equipo nacional de mayores no se hizo esperar.

¿Qué recuerda del Mundial de  Guadalajara?

Fue un evento fundamental. A esa edad ganar un torneo de tanto nivel te coloca en la vista de los entrenadores del equipo nacional. Comenzaba a conocerse al sobrino del campeón Félix Savón. Hice todo bien entre las cuerdas y obtuve la medalla de oro.

¿Cómo fue el primer período en el equipo principal?

Ya dentro de la preselección nacional subí a la división de + 91 kilogramos, por estrategia de los entrenadores. En esta etapa fui campeón panamericano en 2009 y luego, en 2011, gané varios torneos internacionales, pero en sentido general no fueron años de triunfos en eventos de primer nivel: mundiales y olimpiadas.

¿Qué sucedió en la cita de Londres, en  2012?

Fue un año de lesiones. Estaba en una división en la que no me sentía bien, porque jamás he pesado más de 93 kilogramos, y tenía que enfrentar a rivales de hasta 120 y 130 kilos, de los cuales tenía que cuidarme para no sufrir un potente golpe. Ahora, de regreso a mi peso natural, tengo más velocidad sobre el cuadrilátero, mayor defensa y trabajo mucho con los movimientos de torso.

¿Cómo recibió la selección nacional el ingreso a la IV Serie Mundial de Boxeo?

Ha sido muy beneficioso. Nos hemos adaptado bien a las peleas de cinco asaltos. Lo necesitaba el boxeo cubano. Creo que estar en la IV Serie Mundial es un estímulo y demuestra la calidad de nuestro pugilistas.

Sus resultados en la Serie han sido muy buenos. ¿Una preparación especial para los duelos sin cabecera?

Al principio es un poco difícil pelear sin cabecera y a cinco asaltos es muy exigente, pero nos adaptamos bien. En los entrenamientos siempre peleamos cerca de nueve y diez rounds y, por lo tanto, eso no fue lo complicado, sino adaptarse a un boxeo de más maña y constante ataque. Todo ha salido bien y los Domadores van por el título.

Así terminó el diálogo. Horas más tarde, sobre el ring en el Coliseo de la Ciudad Deportiva, Savón no tuvo ningún problema para propinar KO técnico a Abduganiev y así contribuyó a la barrida, 5-0, propinada por los Domadores al Astaná Arlans. De esta manera, los cubanos aseguraron el primer lugar del grupo B, con una actuación invicta: ocho matches ganados y 24 puntos, gracias a los 36 triunfos en 40 combates celebrados.

Entre todos los peleadores que intervienen en la Serie, sobresale un joven de 23 años y casi dos metros de estatura (192 centímetros). La extraordinaria fuerza de sus puños se ha hecho sentir y nadie ha sido mejor que Erislandy Savón quien ya acumula cinco victorias y 795 unidades, con las que lidera ampliamente su división.

Principales Resultados de Erislandy Savón

Campeón Mundial Juvenil en Guadalajara, 2008
Campeón Panamericano en el año 2009 y en 2011
Campeón del torneo Memorial Bocksai, de Hungría, en 2011
Campeón del Torneo de boxeo Strandzha, en Bulgaria, en 2011
Campeón el Torneo boxístico Cinturón de Oro, en Constanza, Rumania 2013
Campeón Nacional y del Torneo Internacional “Giraldo Córdova Cardín”, en  2013

Por Yodeni Masó / M. Gómez. PanamericanWorld