Voleibol cubano: sin el rugido del León


Wilfredo León, el mejor voleibolista cubano, pidió la baja de la selección nacional. Así de simple y triste. El talentoso joven, de 19 años, quiere jugar en otras ligas del mundo, pero todavía hoy, incluso en medio de tantas transformaciones económicas en Cuba, eso continúa siendo un “error”. Entonces llega el encontronazo, se produce la sanción por “indisciplina” y, en lugar de avanzar en los consensos, viene la distancia y… perdemos todos.

Realmente la salida de León (y también del pasador Yoandy Díaz) del equipo que afrontará dentro de poco la Liga Mundial 2013 es la peor noticia posible para un sexteto que sorprendió a todos con una formidable medalla de bronce en la edición anterior del evento. Esta nueva renovación (¿la cuarta? ¿la quinta? del siglo XXI) deja a la selección sin muchas posibilidades de avanzar en su grupo clasificatorio y, sobre todo, desalienta a jugadores, cuerpo técnico y a los seguidores del voleibol cubano.

¿Es tan difícil comprender que resulta imprescindible adoptar medidas urgentes, no solo en el voleibol, para evitar más “bajas” e integrar a todo el talento formado en este país y que ahora brilla en las más diversas ligas en el mundo?

Datos de la 24 edición de la Liga Mundial de voleibol:

- Participarán 18 equipos (por primera vez en la historia), divididos en 3 grupos, entre el 31 de mayo y el 21 de julio

- La ronda final se celebrará en Mar del Plata, Argentina

- Cuba quedó ubicada en el fortísimo grupo B, junto al monarca olímpico de Londres, Rusia, Italia, Serbia, Alemania e Irán

- La Liga regresa al Coliseo de la Ciudad Deportiva, después de algún tiempo de ausencia, por problemas técnicos en la instalación. Esta vez Cuba jugará 3 series como local (Serbia, Rusia e Irán) y visitará a Italia y Alemania

- A la ronda final avanzarán seis países: dos del grupo A y del B, además del ganador del C, más Argentina, por su condición de sede de la final

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

About micolumnadeportiva

Soy periodista y profesor de Periodismo Hipermedia en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana