Barcelona a la deriva

Real Madrid dominó al Barca. Mourinho se marchó eufórico del Camp Nou, “me siento-suave-me-siento-rico” marcó dos goles. ¿Podemos imaginar un peor escenario?