La muerte no marca goles

En los últimos años ha crecido el número de desafíos para los futbolistas y el sobresfuerzo físico puede apreciarse en las lesiones y, peor, en muertes súbitas