La crisis económica y el movimiento olímpico

La grave crisis económica afecta a todos y el movimiento olímpico no ha quedado incólume: la reducción de presupuestos para los próximos eventos, en especial los Juegos de Londres 2012, el retiro de habituales patrocinadores junto a un crecimiento de los índices de despidos de trabajadores son noticias nada agradables que preocupan hoy a muchos.