Carlsen, en territorio hostil

Chennai, en la India, acogerá al match entre Anand y Carlsen. La decisión ha provocado polémicas y la FIDE creo que queda sin argumentos para justificar su elección