¿Jaque mate, Kirsan Ilyumzhinov?

La FIDE cada vez me parece menos seria y gran parte de la culpa por la pérdida de credibilidad de la organización que rige el ajedrez en el mundo la tiene su presidente, Kirsan Ilyumzhinov. El último escándalo en el que se ha visto envuelto el hombre que aseguró una vez haber sido secuestrado por extraterrestres es su supuesta renuncia a la presidencia de la FIDE.

El bochornoso tema comenzó cuando, tras finalizar una jornada de trabajo con el Comité Ejecutivo de la FIDE, celebrada en Atenas, Ilyumzhinov dijo que “dimitía”. Los otros directivos de la organización al parecer tomaron muy en serio sus palabras y, al otro día, Ilyumzhinov se enteró, a través de un comunicado publicado nada menos que en el sitio oficial de la FIDE, que ya no era el presidente de la organización, porque había renunciado y que su sucesor sería electo el 10 de abril.

Ilyumzhinov aseguró que en ningún momento renunció y exigió que se presentara una prueba escrita de su dimisión y, añadió, que su rudimentario inglés quizás pudo haber causado la confusión. El director ejecutivo de la FIDE, Nigel Freeman, aclaró que Ilyumzhinov dijo hasta en tres ocasiones “dimito” al abandonar la sala y, a partir de esto, el Comité había tomado la determinación.

Entiendo que el Comité, abiertamente, “quiere salir” del polémico millonario, apoyado por Moscú y que afronta sanciones por parte de Estados Unidos; pero, seamos serios, sin una renuncia formal, por escrito, lo dicho en determinado momento no puede ser tomado literalmente.

No está nada claro cómo terminará este desagradable asunto que profundiza más la crisis de la FIDE. El “rey” (que derrotó en elecciones consecutivas a Anatoli Karpov y Garry Kasparov) está en peligro, pero no me extrañaría que lograra salir ileso de esta estratagema presentada como “golpe de Estado”; pero, de cualquier forma, el daño ya está hecho. Tampoco me extrañaría un nuevo cisma en el ajedrez mundial, porque no son pocos los Grandes Maestros que han criticado la gestión económica de Ilyumzhinov. Entonces, ¿jaque mate? Está por verse, pero sí me parece seguro que el duelo entre Ilyumzhinov y el Comité Ejecutivo de la FIDE no terminará en tablas.