Japón superó a Cuba,11 por 6. Foto: Ricardo López Hevia.

Clásico Mundial 2017: ¿falló la estrategia de Carlos Martí ante Japón?

No hubo sorpresas en el Tokio Dome, en el inicio del grupo B del IV Clásico Mundial: Japón superó a Cuba, 11 carreras por 6; pero este resultado ha despertado una enorme polémica entre los seguidores del béisbol cubano por la manera en que el director, Carlos Martí, manejó la rotación de lanzadores.

Desde la designación de Noelvis Entenza como abridor del primer desafío “sonaron las alarmas” sobre la estrategia que seguiría el veterano manager. Para todos estaba claro que Entenza no entraba en el top 3 de lanzadores (Lázaro Blanco, Vladimir Baños y Vladimir García ocupan esos roles), entonces, ¿por qué utilizarlo?

La idea de Martí, que comparto, era que el partido contra Japón era muy difícil de ganar y apostó a las probabilidades: con dos victorias, ante rivales asequibles, como China y Australia, la selección nacional clasificaría a la segunda ronda, que es el objetivo del peor equipo que ha presentado Cuba en las cuatro ediciones del Clásico Mundial.

Por tanto, entiendo que abriera Entenza y no me sorprende que no pudiera aguantar a la ofensiva japonesa; tampoco me sorprende que el desfile de relevistas haya sido totalmente ineficaz, porque su nivel está muy por debajo del de los bateadores nipones. Martí hizo bien en preservar a sus mejores hombres para partidos en los que tiene reales posibilidades de ganar.

¿Hubiera cambiado la historia si, con desventaja en el marcador, 1-3, Martí colocara en el montículo a Vladimir García o Miguel Lahera, antes que José Ángel García? Difícilmente.

¿Erró Carlos Martí? Si Cuba gana los dos partidos restantes, ante China y Australia, llegarán los halagos sobre “la genial estrategia” de, supuestamente, “sacrificar” un juego en pos de un “resultado mayor”. Si, por el contrario, la selección cae frente a Australia y toma el largo vuelo de regreso a Cuba antes de lo esperado, entonces las críticas serán totalmente destructivas. La “filosofía” de tratar de ganar hoy para luego pensar en mañana no funciona con estos jugadores, en este Clásico Mundial, contra un rival abiertamente superior.

3 Comments

  1. Y quien dice que Japon es abiertamente superior. Con nuestros mejores lanzadores, a 1 partido se le puede ganar bien pero que MUY bien. Su pitcheo sufre en cada juego, asi ha sido desde los partidos preparatorios que empezaron en noviembre enfrentando a Mexico y Holanda totalmente disminuidos.

    1. Post By Miguel

      Saludos Yqr…el pitcheo japonés es enormemente superior al nuestro (al de este equipo de 2017) y la ofensiva también. No tomemos en cuenta lo que sucedió con los “partidos de preparación” de Japón, porque entonces tendríamos que tomar el desastre de la gira asiática de la selección cubana. Otra cosa sería caer en un fanatismo extremo. Lo que, por supuesto, no significa que no se le pueda ganar, pero Martí hizo bien en manejar las probabilidades: el mejor hombre y los mejores relevistas para enfrentar a Australia. Esperemos que Blanco salga bien ante el reto.

  2. Miguel:
    Por profundidad el pitcheo japones es enormemente superior, pero a 1 juego empleando nuestros mejores lanzadores,que es de lo que se trata, el partido es parejo con ligero favoritismo hacia Japon, se lo aseguro. Japon esta sobrevalorado y ninguno de sus lanzadores en este Clasico( excepto Sugano ) es material MLB.( de hecho mi criterio es que Japon, debido precisamente a esa fragilidad de su pitcheo, no avanzara a semifinales). La ofensiva cubana llego en forma al torneo, pero ademas de lo que se trata tb es de ver el calendario. ?Que necesidad hay de emplear a Baños, MOinello, etc vs. China?. Eso es matar hormigas con elefantes. A China( el peor equipo, POR MUCHO, del torneo) se le gana con cualquier eleccion de lanzadores. En definitiva, en caso de haberse decidido por emplear uno de sus mejores abridores vs. Japon( Blanco o Baños) solo perderia a ese lanzador para el duelo vs. Australia y el resto le podia llegar con 3 dias de descanso al duelo vs. Australia manejando adecuadamente el bullpen ya que Cuba descansaba despues de los dos juegos iniciales. De hecho ahora llega a ese mismo juego vs Australia en la misma situacion, con Baños fuera solamente. Por ese argumento tecnico y estrategico, y tb ( ?por que no?) por no entrar con “miedo”, por tradicion, por prestigio y orgullo es que debimos abrir vs. Japon con Vladimir Baños.
    UN saludo.

Comments are closed.