Diferencias entre Cristiano Ronaldo y Messi

¿Messi o Cristiano Ronaldo? Esa probablemente sea una de las más preguntas más comunes en el planeta fútbol. Sus seguidores miran con lupa las estadísticas y cuentan, como si fueran suyos (quizás porque así los sientan) los títulos de estos dos jugadores que han estado en la elite del más universal de los deportes por más de una década. Pero, ¿qué tienen en común y en qué se diferencian “La Pulga” y CR7? En esta página web aparecen respuestas muy interesantes que nos permiten comparar y llegar a nuestras propias conclusiones.

2016 fue el año de Cristiano, como 2015 lo había sido de Messi y en la andanada de premios que recibieron estos dos fantásticos jugadores en las últimas dos temporadas por supuesto que han sido determinantes las actuaciones de los equipos en los que ellos juegan. Ya sabemos que el fútbol es un deporte colectivo y que no importan tanto los goles o asistencias si estos no van acompañados de títulos (por eso en 2010 un español debió ganar el Balón de Oro, pero no nos alejemos del tema de este post).

Desde la llegada de Zinedine Zidane al banquillo merengue ese club realmente ha sido imparable, así que la conquista de la Liga de Campeones, la Supercopa de Europa y el Mundial de clubes fueron elementos claves que impulsaron la elección de CR7 como el mejor futbolista de 2016 (Balón de Oro de France Football y The Best, de la FIFA); pero, más allá de los títulos a nivel de clubes, creo que lo más valioso, y así lo reconoció Ronaldo, fue el muy sorpresivo triunfo de Portugal en la Eurocopa, organizada en Francia. Messi ha disputado tres finales consecutivas de torneos importantes con Argentina (Copa Mundial de 2014, Copa América 2015 y Copa América Centenario 2016) y en ninguno de estos tres partidos ha logrado marcar y su equipo ha caído derrotado.

Creo que la gran diferencia entre los dos mejores futbolistas del siglo XXI radica esencialmente en cómo se ven en sus selecciones nacionales. No se trata solo de títulos (Messi también tiene una corona olímpica y supera ampliamente al portugués en el total de triunfos con el Barca), sino de percepciones. Ambos son capitanes de sus equipos; pero mientras CR7 es el claro líder de los portugueses y muestra ese liderazgo sobre la cancha, a Messi los fanáticos argentinos y la prensa siguen exigiéndole resultados similares a los que logra en Barcelona. Las crisis por “incumplir” estas demandas han sido varias, incluida la polémica decisión de Messi de abandonar la selección nacional tras el nuevo fracaso frente a Chile en la final de la Copa América Centenario. Nunca debió hacer eso y, aunque luego “rectificó”, no queda como un momento agradable en el historial de La Pulga.

Ambos son tan iguales como diferentes. No solo en el campo de juego. Tienen contratos millonarios y son el rostro publicitario de varias de las compañías más importantes del mundo. Padres de familia, el uno muestra su vida íntima en un documental, mientras el otro guarda con mucho más celo su privacidad. En el terreno, uno reparte asistencias y celebra alegremente con sus compañeros cada gol, mientras el otro a duras penas se acerca a saludar a un colega que ha marcado.

En medio de tantas diferencias, al menos sí hay un elemento en el que ningún seguidor del fútbol tiene dudas: en la mejor alineación soñada de todos los tiempos en el fútbol no pueden quedar fuera ni Cristiano Ronaldo ni Lionel Messi.