Los 10 bateadores latinos que más sobresalieron en Grandes Ligas

Los peloteros latinos jugaron, nuevamente, un rol clave en las aspiraciones de sus equipos de avanzar a los playoff de la temporada 2016 de Grandes Ligas. ¿Cuáles fueron los más destacados? En PanamericanWorld les proponemos realizar un recorrido por las actuaciones de los diez bateadores latinoamericanos que más impactaron en las Mayores. Muchos de ellos estarán en la postemporada; mientras otros, aunque sobresalieron a la ofensiva, ya están de vacaciones.

DAVID ORTIZ (REPÚBLICA DOMINICANA – MEDIAS ROJAS DE BOSTON)

El dominicano anunció, antes de que se lanzara la primera bola en 2016, que esta sería su última temporada en Grandes Ligas. Seis meses más tarde, no pocos le han pedido al “Big Papi” que reconsidere su decisión, después de lograr una de sus campañas ofensivas más impresionantes. El mejor bateador designado en la historia de Grandes Ligas fue fundamental en la victoria de los Medias Rojas de Boston en la división Este de la Liga Americana, la más competitiva de las Mayores.

“Papi” Ortiz disparó 38 cuadrangulares, impulsó 127 carreras y terminó con promedio ofensivo de 317. Estos números demuestran que el dominicano todavía está en óptima forma para seguir rindiendo al más alto nivel; pero Ortiz ha reiterado que esta será su despedida; aunque quisiera que el adiós incluyera un nuevo anillo de Serie Mundial. Sería el final ideal para la trayectoria de un hombre que, en cinco años, entrará en el Salón de la Fama, en Cooperstown.

MIGUEL CABRERA (VENEZUELA – TIGRES DE DETROIT)

El venezolano sigue siendo considerado el bateador más completo en Grandes Ligas. Los Tigres de Detroit volvieron a quedar fuera de los playoff; pero “Miggy” hizo de todo con el bate en la mano para tratar de cambiar la mala suerte de un equipo que no gana una Serie Mundial desde 1984.

Cabrera finalizó con un promedio de 316, llevó 38 pelotas más allá de las cercas e impulsó 108 carreras. Pero el béisbol es un deporte colectivo…

JOSÉ ALTUVE (VENEZUELA – ASTROS DE HOUSTON)

Este venezolano es la mejor prueba de que no es necesario tener un físico impresionante para triunfar en el béisbol. Altuve apenas mide 5 pies y 6 pulgadas; pero esto no le impidió ganar su segundo título de bateo en la Liga Americana, con promedio de 338 y, además, conectó 24 jonrones e impulsó 96 carreras. Su esfuerzo ofensivo no fue suficiente para llevar a los Astros de Houston nuevamente a la postemporada.

ROBINSON CANÓ (REPÚBLICA DOMINICANA – MARINEROS DE SEATTLE)

Los directivos y fanáticos de los Marineros de Seattle finalmente obtuvieron del dominicano lo que esperaban cuando, tres años atrás, este pelotero firmó un mega contrato de 240 millones de dólares: liderazgo ofensivo. Canó terminó con promedio ofensivo de 299, con 39 jonrones y 103 impulsadas; sin embargo, los Marineros volvieron a quedar fuera de los playoff.

ALBERT PUJOLS (REPÚBLICA DOMINICANA – LOS ÁNGELES ANGELS)

Pujols logró su segunda gran temporada ofensiva con los Angels. El dominicano formó con Mike Trout un formidable dúo ofensivo, pero ni siquiera sus 31 vuelacercas y 119 carreras remolcadas impidieron que el equipo terminara en cuarto lugar del Oeste en la Liga Americana.

EDWIN ENCARNACIÓN (REPÚBLICA DOMINICANA – AZULEJOS DE TORONTO)

Este toletero dominicano tuvo otra gran campaña con los Azulejos de Toronto. Su poder ofensivo apareció en momentos decisivos para un equipo que, por segundo año consecutivo, jugará la postemporada. Encarnación conectó 42 jonrones e impulsó 127 carreras.

NELSON CRUZ (REPÚBLICA DOMINICANA – MARINEROS DE SEATTLE)

La dupla Canó – Cruz fue la más ofensiva de la Liga Americana; pero, como ya analizamos, esto no les alcanzó a los Marineros de Seattle para avanzar a los playoff. Cruz disparó 43 vuelacercas y remolcó 105 carreras.

Puedes leer TODO el artículo en PanamericanWorld

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido