Olimpiada de ajedrez en Bakú: Cuba superó a Polonia y mantuvo invicto (III)

Después de dos rondas ante contrarios sin mucho nivel, la selección cubana de ajedrez que interviene en el torneo Abierto de la Olimpiada de Bakú enfrentó su primer gran reto y logró una importantísima victoria ante Polonia, por 2,5 a 1,5; mientras, las chicas cedieron ante Lituania, con el mismo marcador.

Los polacos salían como favoritos, por su condición de séptimos en el ranking inicial, a partir del ELO promedio de los integrantes del equipo; sin embargo, la realidad sobre el tablero fue otra.

Leinier Domínguez tuvo al oponente más difícil de todos: Radoslaw Wojtaszek (2736). El duelo fue un Gambito de dama declinado, en el que la mayoría de las escaramuzas fueron en el flanco dama. Las piezas desaparecieron rápidamente y, ante el final de alfiles del mismo color y seis peones por cada bando, vino el apretón de manos, en señal de empate.

Bruzón siguió sumido en la mala racha que lo ha acompañado durante todo 2016 y cedió, con negras, frente a Jan-Krzysztof Duda (2675), en 39 jugadas de una Ruy López. El cubano poco pudo hacer ante la iniciativa ofensiva que siempre sostuvo el polaco. El peón por la columna “f” hizo mucho daño y, frente a las amenazas de la dama, Bruzón tuvo que entregar un caballo por ese peón; pero eso no detuvo a Duda, que jugó preciso y encerró al rey negro. Ante el peligro de perder todavía más material, el tunero aceptó el revés.

Nuevamente el tercer y cuarto tablero de Cuba sacaron la cara por la selección y las victorias de Quesada y Ortiz dieron la victoria en el match.

Quesada tuvo como rival al GM Mateusz Bartel (2646) y, con blancas, salió bien parado de la defensa Francesa que propuso el europeo. El villaclareño, segundo del ranking nacional, jugó una excelente partida y combinó muy bien su pareja de alfiles, con el peón por la columna “d” para doblegar a Bartel.

El match encontró decisión en el cuarto tablero, donde Ortiz, con negras, chocó contra Dariusz Swiercz (2636). El europeo calculó muy mal sus oportunidades y se lanzó de lleno a un ataque forzado, al entregar la torre por el peón de d6. Quizás pensó que su dama, caballo y dos alfiles encerrarían al rey negro; pero Ortiz encontró contrajuego por el flanco dama, con amenazas sobre el rey blanco y, gracias a esto, alcanzó el triunfo.

Cuba llegó a seis puntos, por sus tres victorias en matches y, en el total de unidades acumula 9,5 de 12 posibles.

PRIMER REVÉS DE LAS MUJERES

En el torneo femenino, el equipo cubano cedió por 1,5-2,5 ante Lituania (lugar 12 del ranking). En el primer tablero Maritza Arribas utilizó su experiencia para entablar contra Deimante Daulyte (2421), en un final de rey y dos peones. Yaniet Marrero no pudo contra Salomeja Zaksaite (2298) y cedió en 47 movimientos de una Ruy López (indetenibles los peones por “f” y “d”).

No obstante, quedaban esperanzas en el tercer y cuarto tablero, donde Oleiny Linares y Lisandra Llaudy enfrentaban a rivales de mucho menor coeficiente ELO; sin embargo, los dos cotejos concluyeron en tablas: el de Linares, ante  Daiva Batyte (2189), en 61 jugadas, de un final de dama y tres peones para cada una y el de Llaudy vs. Laima Domarkaite (2161) en 53 de una defensa Pirc.

El equipo cubano quedó en 4 puntos.

Vea además:
Partidas en vivo de la Olimpiada de Bakú
Todos los resultados de la Olimpiada