Johnny Manziel y el circo mediático de la NFL

Las noticias sobre Johhny Manziel aburren. El circo mediático montado alrededor del publicitado mariscal de campo de los Cleveland Browns no se cansa de buscar (o inventar) noticias sobre un jugador que ha demostrado poco (o mejor, nada) sobre un terreno de NFL; pero lejos del ovoide su (al parecer) desordenada personalidad lo convierte en blanco perfecto para los paparazzi.

Confieso que tanta cobertura previa (totalmente desmedida) sobre el primer partido de “Johnny fútbol”, como titular de los Browns, me llevó a seguir de cerca aquel desafío. Manziel no pudo manejar la presión y su rendimiento rozó el absurdo. Una semana más tarde se lesionó y así terminó su primera campaña como mariscal de campo en la NFL.

Ahora leo que Manziel sigue enfrascado en proseguir la vida de fiestas que lo hizo tan famoso (en la NCAA su rating de mariscal fue asombroso; pero sus fotos con “celebrities” probablemente sean más recordadas que sus pases TD) y la directiva de los Browns lo multó por no presentarse a una sesión de rehabilitación.

El “caso” de Manziel me recuerda a Tim Tebow. Ambos recibían una extraordinaria atención mediática (¿recuerdan los rezos de Tebow, su fanatismo religioso, su “virginidad”?) y cada paso suyo era seguido muy de cerca. Ya sabemos cómo terminó Tebow…¿sucederá lo mismo con “Johnny Fútbol”?

Vea además:
Todas las estadísticas de Manziel en su primera temporada en la NFL