Isán Ortiz aseguró boleto a Copa Mundial 2015; Bruzón quedó fuera

Bruzón finalizó en la 12ma posición (foto tomada del sitio de la Confederación brasileña)

Bruzón finalizó en la 12ma posición (foto tomada del sitio de la Confederación brasileña)

 

La ronda final del Campeonato Continental absoluto de ajedrez, que se desarrolló en Río Grande do Norte, Brasil, dejó sensaciones diferentes para el ajedrez cubano. La noticia más importante fue la clasificación del Gran Maestro holguinero Isán Ortiz a la Copa Mundial, en 2015, tras superar al granmense Neuris Delgado (2611) quien ahora juega por la Federación de Paraguay. Esto le permitió igualar en la cima, con otros cinco jugadores y, luego, en el torneo de desempate, cumplió una buena actuación.

En un sorpresivo resultado, el principal favorito para ganar el certamen, el Gran Maestro Lázaro Bruzón, perdió ante el Maestro Internacional argentino Alain Pichot (2473) y no pudo obtener uno de los cuatro boletos a la Copa. Por su ELO de 2679 puntos, el tunero fue ubicado en la cima del ranking inicial; sin embargo, frente al tablero, estuvo lejos de su mejor forma. De los 11 oponentes que enfrentó solo uno, Ortiz, tenía un coeficiente superior a 2600. A pesar de la inestabilidad, Bruzón llegó a la ronda del adiós con grandes posibilidades de alcanzar uno de los boletos. Solo tenía que superar a Pichot, con negras; pero, entonces, sucedió lo inesperado.

El cubano planteó una defensa Siciliana y llegó a un final de dama, torre y cinco peones para el negro, contra dama, alfil, caballo y tres peones para el sudamericano. Aquí Bruzón parecía tener una posición que podía explotar, en pos de la imprescindible victoria; sin embargo, en el movimiento 36 equivocó por completo el plan y, al capturar la torre, en f8, con el rey, en lugar de con la dama, sus opciones se derrumbaron en pocos minutos.

Pichot combinó sus piezas para encerrar al rey negro en una red de jaque mate y, ante la pérdida de la torre, Bruzón reconoció el revés. Esta costosa derrota lo dejó con 7,5 puntos, ubicado en la duodécima plaza, sin boleto a la Copa y con una disminución de 11 unidades en su ELO.

Ortiz también estaba obligado a ganar frente a un rival mucho más complicado, como Neuris Delgado. El holguinero condujo las blancas y el duelo arribó a un final de torre y tres peones para cada banco que estaba igualado. En ese momento, Delgado cometió un error de cálculo, en la jugada 50, al trasladar su rey hasta e5. Esto fue aprovechado de inmediato por el cubano quien encontró sin problemas el plan ganador. Neuris, ante la imposibilidad de detener el avance del peón blanco, por la columna “c” sin entregar su peón en h2, optó por rendir su rey.

Con esta victoria, Ortiz llegó a 8,5 puntos, igual cifra que la alcanzada por otros cinco ajedrecistas: el peruano Julio E. Granda (2674), los estadounidenses Samuel Shankland (2633) y Alexander Shabalov (2499), el brasileño Rafael Leitao (2636) y Pichot. Esto forzó la celebración de un torneo por el sistema de todos contra todos, de partidas rápidas, en el que cada jugador recibió 15 minutos en el reloj.

En esta fase, el cubano fue el mejor, al terminar invicto, con dos victorias, sobre Shabalov y Pichot y tres tablas. Con 3,5 puntos finalizó en la primera plaza y garantizó su tercera participación en Copas Mundiales. En 2011, en Khanty-Mansiysk, perdió en el primer match frente a Ian Nepomniachtchi. Dos años más tarde, en Tromso, superó a la húngara Judit Polgar y, luego, cedió frente al francés Maxime Vachier-Lagrave. Bruzón tendrá que buscar su clasificación en un torneo zonal, de menor calidad.

Vea además:
Descargue todas las partidas del Continental

Publicado en Cubahora