Copa Mundial de ajedrez: todos por una corona noruega

Leinier regresa a los tableros, después de su triunfo en Salónica

Leinier regresa a los tableros, después de su triunfo en Salónica

Durante mucho tiempo no pocas de las principales figuras de la elite del ajedrez se mantuvieron indiferentes ante la celebración de la Copa Mundial. El evento no resultaba, supuestamente, atractivo y el sistema de matches parecía un riesgo muy alto para los jugadores de mayor ELO.

La edición 2013 de la Copa Mundial, que organizará la ciudad noruega de Tromso, volverá a jugarse por matches; sin embargo, esta vez casi todas las grandes estrellas accedieron a participar. ¿Qué cambió? La Federación internacional (FIDE, por sus siglas en francés) aumentó los premios en metálico—hasta 1,6 millones de dólares— y, especialmente, decidió otorgar dos plazas directas para el Torneo de Candidatos, en 2014.

El otro camino directo para incluirse en este esperado certamen, del que saldrá el retador del campeón mundial, es la serie Grand Prix y como algunos optaron por no participar en esos torneos—uno de ellos fue ganado por Leinier Domínguez—, entonces ahora dieron el “sí” para la Copa.

Un total de 128 ajedrecistas discutirán el título en Tromso—sede de la Olimpiada de ajedrez, el año próximo—y el listado de participantes está encabezado por el armenio Levon Aronian (2813) e incluye también al italiano Fabiano Caruana (2796) y a los rusos Alexander Grishuk (2785), Vladimir Kramnik (2784) y Sergey Karjakin (2772). Las ausencias más notables serán las del actual monarca, Viswanathan Anand y su retador, el noruego Magnus Carlsen quienes se preparan para su publicitado match por la corona.

El sistema de competencia será similar al de otras ediciones. Los matches constarán de dos partidas clásicas, a un ritmo de 90 minutos para los primeros 40 movimientos y, luego, 30 minutos más. Si existiera empate a un punto, se recurrirá a dos cotejos “rápidos”, en los que cada contendiente tendrá 25 minutos en el reloj.

Si continuara la igualada a dos unidades, se emplearía el ajedrez “acelerado”: dos cotejos a 10 minutos, más 10 segundos de bonificación por movimiento. La tercera opción para decidir al ganador del match será el “blitz”, con otras dos partidas a cinco minutos. El último recurso de los organizadores—la ¡novena partida!—recibe un curioso nombre: el “armagedón”, es decir, un cotejo donde el jugador que conduce las blancas cuenta con cinco minutos y está obligado a ganar; mientras, el defensor de las negras, que comienza con cuatro, solo necesita una tabla para avanzar.

Tres cubanos estarán en Tromso. Las principales esperanzas se centran, lógicamente, en Leinier Domínguez (2757 puntos de ELO y décimo segunda posición en el ranking mundial) quien recibió una invitación de la FIDE, por su elevado coeficiente. La Copa marcará el regreso a los tableros de Leinier, después de ganar brillantemente la cuarta parada del Grand Prix, desarrollada en Salónica, Grecia. Su primer rival será el egipcio E. El Gindy y si venciera—como esperamos todos—, su próximo adversario saldría del duelo entre el estadounidense Alexander Onischuk y el venezolano Eduardo Iturrizaga. En 2004, Domínguez logró incluirse en los cuartos de final del Mundial, celebrado en Trípoli. ¿Igualará o mejorará ese lugar ahora?

El cubano con más participación en estos certámenes es Lázaro Bruzón. El tunero jugará por séptima ocasión y espera, al menos, repetir lo alcanzado dos años atrás, cuando entró en los octavos de final. Su coeficiente nuevamente roza los 2700 puntos, por lo que fue incluido en el puesto 45 del listado inicial y chocará, en la primera fase, ante el ruso E. Najer. Si derrotara a este duro rival, tendría como oponente, en la segunda ronda, probablemente al azerí Teimour Radjabov quien no atraviesa por el mejor momento de su carrera; aunque, de cualquier forma, sería un contrincante fortísimo.

Nuestro tercer representante, el holguinero Isán Ortiz, clasificó a la Copa por su actuación en el Torneo Continental de Cochabamba. Su estancia en Tromso podría ser muy corta, porque su rival es la húngara Judit Polgar (2696), considerada la mejor ajedrecista de todos los tiempos.

HISTORIA DE LEINIER Y BRUZÓN EN LAS COPAS

Las Copas Mundiales comenzaron a celebrarse, con ese nombre, a partir de 2005. Antes, la FIDE organizó varias ediciones de los “Campeonatos Mundiales por el sistema KO”, una opción utilizada por la entidad para tratar de poner a fin a la seria división del universo ajedrecístico que tuvo, durante un largo período, a dos campeones simultáneos. Una vez reunificada la corona del juego ciencia, con el match entre Veselin Topalov y Kramnik, en 2006, el evento pasó a ser, únicamente, Copa.

Este es un resumen de las actuaciones de Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón en esos certámenes. Ellos han sido los ajedrecistas cubanos con más intervenciones; aunque también jugaron: Jesús Nogueiras, Walter Arencibia, Yuniesky Quesada, Fidel Corrales e Isán Ortiz.

1) Campeonato Mundial de Moscú, en 2002:

Bruzón derrotó al rumano Liviu-Dieter Nisipeanu (4-3); pero, luego, cedió frente a Kiril Georgiev (3-1). Finalizó en el grupo de 64.

Leinier venció a Pavel Kotsur (2,5-1,5) y, en el segundo match, perdió ante el israelí Boris Gelfand (1,5-0,5). También finalizó en el grupo de 64

2) Campeonato Mundial de Trípoli, en 2004:

Leinier derrotó a los rusos Ernesto Inarkiev (2,5-1,5) y Malakhov (4-3), al francés Tkachiev (2-0), al también ruso Alexey Dreev (2,5-1,5) y perdió reñidamente ante el azerí Teimour Radjabov. Ese match llegó empatado a tres puntos a la séptima y última partida. El cubano condujo las blancas y estaba obligado a ganar. El cotejo terminó en tablas y eso eliminó a Leinier del torneo. Su quinto lugar en la capital libanesa ha sido la mejor actuación de un ajedrecista cubano en Campeonatos y Copas Mundiales.

Bruzón quedó en la primera fase, tras perder (2,5-1,5) ante Smirnov.

3) La Copa Mundial 2005 fue considerada como un torneo clasificatorio para el Campeonato Mundial de la FIDE, en 2007. Khanty-Mansiysk, en Rusia, acogió al certamen.

Leinier Domínguez no clasificó; mientras, Bruzón venció a Nikolai Kabanov (2,5-1,5) y al estadounidense Alexander Onischuk (2,5-1,5); pero terminó en el grupo de los 32, porque cedió en su siguiente match frente al ruso Evgeny Bareev (2,5-1,5).

4) La Copa Mundial, en 2007, regresó a Khanty-Mansiysk y también fue un evento clasificatorio al Campeonato Mundial de 2009.

Lázaro Bruzón volvió a despedirse temprano, al caer derrotado frente a Zdenko Kozul (3,5-2,5); mientras, Leinier avanzó mucho más, porque obtuvo dos triunfos: ante Alexei Iljushin (2-0) y  David Baramidze (1,5-0,5). En el grupo de 32 le tocó enfrentar a un talentoso chico de solo 16 años en ese momento, Magnus Carlsen. El resultado, como era de esperarse, fue adverso para el cubano (1,5-0,5).

5) Por tercera ocasión consecutiva, la Copa Mundial la organizó Khanty-Mansiysk. El ganador, Boris Gelfand, clasificó para los Matches de Candidatos, efectuados en 2011.

Esta vez, Lázaro Bruzón tampoco pasó del primer match, tras ceder ante el italiano Fabiano Caruana (1,5-0,5). Este ajedrecista (tercer lugar en el ranking actual y que roza los 2800 puntos de coeficiente ELO) también dejó en el camino a Leinier (4-2), en el segundo match, pues antes el cubano fue superior a David Smerdon (3,5-2,5).

6) En 2011, otra vez Khanty-Mansiysk acogió al evento que ofreció tres plazas, obtenidas por Peter Svidler (campeón del certamen), Alexander Grischuk y Vassily Ivanchuk para el Torneo de Candidatos, celebrado en 2013.

El sorteo puso tablero por medio a dos cubanos, Yuniesky Quesada y Lázaro Bruzón. El tunero fue mejor en las partidas rápidas (3,5-2,5) y su buena racha continuó al derrotar al español Francisco Vallejo (2,5-1,5) y al vietnamita Le Quang Liem (2,5-1,5). Esto lo colocó, por primera vez, en el grupo de los 16 mejores donde enfrentó al ucraniano Ruslan Ponomariov. Ese match fue cerradísimo y encontró decisión (4-3) en la séptima partida, ganada por el europeo.

Leinier también tuvo un excelente torneo. No pasó mucho trabajo para superar a Elshan Moradi (1,5-0,5) y a Viktor Bologan (1,5-0,5); luego sí tuvo que esforzarse al máximo, para superar a Igor Lysyj (5-4). El tercer triunfo lo colocó en el grupo de los 16; pero, lamentablemente, no pudo repetir su actuación de Trípoli, 2004, porque la húngara Judit Polgar lo superó (4,5-3,5), en un match muy tenso.

Publicado en Cubahora

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
micolumnadeportiva

About micolumnadeportiva

Soy periodista y profesor de Periodismo Hipermedia en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana