Los siete contra Carlsen en Torneo de Candidatos


Magnus Carlsen ha sido el mejor ajedrecista del siglo XXI. El listado de sus logros frente—y lejos—de los tableros es impresionante: a los 13 años ya era Gran Maestro, a los 19 ascendió a la primera posición del ranking, a los 21 alcanzó el mayor coeficiente ELO en la historia; además, sus ingresos llegan al millón de euros anuales y también fue modelo de una famosa marca de ropas; sin embargo, el “Mozart del ajedrez” nunca ha disputado un título mundial. Ese elemento faltante en la transición del noruego de prodigio a monarca universal pudiera completarse en muy poco tiempo.

Durante tres semanas, ocho ajedrecistas disputarán, en Londres, el Torneo de Candidatos, del que saldrá el retador del actual campeón, el indio Viswanathan Anand. Carlsen es el favorito, no solo por su elevado ELO— ¡2872 puntos!—, sino también porque el formato del evento resulta muy favorable al joven de 22 años.

La relación entre Carlsen y la Federación internacional de ajedrez (FIDE) ha atravesado por no pocos desencuentros, relacionados, especialmente, con la forma en que se seleccionaba al retador del monarca. En el anterior ciclo, la organización propuso que el ganador de los matches de candidatos, en 2011, enfrentara a Anand. El noruego no estuvo de acuerdo con este sistema y optó por no participar.

Esa decisión, combinada con la enorme cantidad de tablas pactadas por los jugadores en aquellos matches, restó credibilidad al formato competitivo. El israelí Boris Gelfand triunfó en el match final sobre Alexander Grishuk y discutió la corona. Ese duelo quizás haya sido de los menos brillantes en la historia y culminó con la victoria de Anand, en las partidas rápidas.

Ante tantos problemas, la FIDE necesitaba encontrar una rápida solución que le permitiera aumentar la legitimidad de la corona mundial. Después de muchas discusiones por el formato y el calendario, la FIDE, el grupo Agon—su principal socio comercial—y los ajedrecistas llegaron a un acuerdo: el candidato al título saldría de un torneo, a doble vuelta, entre ocho jugadores.

Carlsen aplaudió la idea, porque realmente el nuevo sistema le favorecía. El noruego no está acostumbrado a jugar matches; además, en tan pocas partidas (4) quedaba abierto un mayor espacio para las sorpresas. Al líder del ranking no le gusta pactar tablas en pocos movimientos, así que prefiere luchar y muchos de sus duelos sobrepasan las seis horas de duración. En un torneo extenso—14 partidas, en tres semanas—, la calidad y preparación física de Carlsen podrían pesar enormemente en la tabla de posiciones.

El Torneo de Candidatos se efectuará en Londres y la bolsa de premios es de 510 mil euros. La elección de los ocho participantes estuvo basada en tres criterios: los primeros clasificados de la Copa Mundial 2011 (Peter Svidler, Grishuk y Vassily Ivanchuk); los tres primeros clasificados en el ranking de la FIDE, entre julio de 2011 y enero de 2012 (Carlsen, Levon Aronian y Vladimir Kramnik) y el actual subcampeón (Gelfand).

Todos esperan que Carlsen domine el certamen; pero el noruego ha sido cauteloso en sus declaraciones. “Tener un alto coeficiente no me ayuda en los Candidatos. Los otros no estarán intimidados”, aseguró el prodigio al diario británico The Guardian; aunque luego reconoció: “no tengo dudas de que cuando juego a mi mayor nivel, soy el mejor”.

Carlsen identificó a Aronian como el rival que más le preocupa en el torneo. El armenio ocupa la tercera posición del ranking, con un ELO de 2809 puntos. “Tiene una gran confianza y cree mucho en sí mismo. Puede evaluar muy bien posiciones no convencionales y nunca se rinde”, explicó el noruego.

El ruso Vladimir Kramnik también será un oponente muy complicado. Entre 2000 y 2007 fue campeón mundial, tiene una amplia experiencia y a sus 37 años sigue mostrando un excelente nivel que lo mantiene en la segunda plaza del listado mundial, con 2810 unidades.

Ninguna partida será fácil en Londres. Carlsen, Kramnik y Aronian son los únicos que superan la barrera de los 2800; pero los otros contrincantes tienen muchísima calidad. Por ejemplo, Vassily Ivanchuk (2757) lleva más de 25 años ubicado entre los mejores del mundo y sabe que sus oportunidades de luchar por un título cada vez son menores, por lo que llegará motivado al certamen.

El israelí Boris Gelfand posee el coeficiente más bajo (2740) del evento; pero tiene a su favor una enorme experiencia; mientras, el azerí Teimour Radjabov (2793) y los rusos Grishuk (2764) y Svidler (2747) también parecen candidatos muy fuertes.

¿Podrá Carlsen con el reto londinense? Esa sería la mejor noticia para la FIDE, sus patrocinadores y los seguidores del juego ciencia. Un duelo por la corona entre Anand y el noruego—el match está previsto para el próximo noviembre—colocaría al ajedrez en el centro de la atención mediática y sería otro argumento para los que ya se han atrevido a calificar—apresuradamente— al prodigio como el “mejor ajedrecista de la historia”.

Publicado en CubaSí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
micolumnadeportiva

About micolumnadeportiva

Soy periodista y profesor de Periodismo Hipermedia en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana