Carlsen y Messi, recordistas mundiales


Magnus Carlsen y Lionel Messi tienen muchas cosas en común, aunque practiquen modalidades deportivas completamente diferentes. Ambos son jóvenes, geniales con un balón o frente a un tablero; además, a pesar de que nunca han sido campeones universales, fanáticos y especialistas los reconocen como líderes en el fútbol y el ajedrez. En la lista de coincidencias resulta imprescindible agregar un nuevo elemento: el “Mozart del juego ciencia” y la “Pulga” también son recordistas mundiales.

Cuatro décadas atrás, el alemán Gerd “Torpedo” Müller asombró a todos cuando anotó, en un año natural, 85 goles. Con el uniforme del Bayern de Múnich, el brillante delantero perforó las redes rivales en 72 ocasiones; mientras que, como parte de la selección germana, marcó 13 veces. En total jugó 60 partidos y nadie lucía capaz ni siquiera de acercarse a ese récord. Pero estamos en la “era Messi” y ninguna plusmarca parece imposible de sobrepasar.

A sus 25 años, Messi ha vuelto a extender los límites de un futbolista. “El récord es lindo, pero no te da nada”, aseguró modestamente el argentino, tras concluir el histórico desafío entre el Barcelona y el Betis, en el que se convirtió en el hombre que más goles ha anotado, en menos de 12 meses, al llegar a 86 tantos, en 66 desafíos.

La hazaña de Messi ha sido impresionante: en 2012 logró 53 goles en la Liga española, diez en la Liga de Campeones de la UEFA, dos en la Súper Copa de España, tres en la Copa del Rey y diez más con la selección nacional argentina. Después de esta extraordinaria actuación, el cuarto Balón de Oro de forma consecutiva del argentino está cada vez más seguro. Todavía quedan tres partidos más para el Barcelona, antes de que concluya el año. ¿Llegará la “Pulga” a 90 goles?

Lejos del estadio sevillano y con muchísima menos cobertura mediática, el noruego Magnus Carlsen también entró en la historia de récords del ajedrez, al alcanzar los 2862 puntos ELO, el mayor coeficiente mostrado por un jugador.

No solo sus seguidores lo llaman el “Mozart del ajedrez”. Desde los 19 años Magnus Carlsen es el líder indiscutible del juego ciencia y aunque todavía no ha podido obtener el título de campeón mundial, su calidad está muy por encima del resto. En noviembre de 2009, el noruego sobrepasó, por primera ocasión, la barrera de las 2800 unidades. Nunca más descendió de esa cifra; pero pocos creían que, en 2012, Carlsen lograría alcanzar la marca de 2851 puntos que tuvo Garry Kasparov, en 1999.

Curiosamente, uno de los que se mostró más seguro sobre las posibilidades reales de Carlsen fue nada menos que Garry Kasparov, quien trabajó como entrenador del noruego durante algún tiempo. El llamado “Ogro de Bakú”, alejado para siempre de los tableros e inmerso hace tiempo en la política, consideró que su ex discípulo podría llegar a los 2900 puntos con facilidad. No muchos tomaron en serio esas declaraciones; pero después de lo realizado por el prodigio cualquier cosa podría suceder en los meses venideros.

Carlsen comenzó el año con 2835 puntos y en el primer trimestre no estuvo muy activo, porque solo intervino en el torneo Tata Steel que se celebra anualmente en Wijk aan Zee, Holanda. Allí concluyó en la segunda posición, detrás de Levon Aronian y su coeficiente quedó igual. Luego vino un prolongado descanso, hasta que reapareció, en junio, en el Memorial Tal, en Moscú. El prodigio ganó ese certamen y añadió dos puntos al ELO.

Un mes más tarde, Carlsen decidió viajar, a última hora, al Festival de Biel, donde sustituyó al cubano Leinier Domínguez. En Suiza terminó en el segundo puesto; aunque agregó casi seis unidades. Su cuarto torneo de 2012 fue la Final de Maestros del Grand Slam, jugada entre Sao Paulo y Bilbao. El noruego no empezó bien; pero, como es habitual en él, tuvo un cierre muy fuerte que le permitió levantar nuevamente el trofeo de campeón, al derrotar a Fabiano Caruana, en un match de desempate; además, adicionó cinco puntos a su ELO. El récord de Kasparov ahora sí estaba al alcance.

Para cerrar el año, Carlsen jugó en el Clásico de Londres, un evento de gran nivel que repartió elevados premios en metálico. Su actuación allí fue memorable: en las seis primeras rondas, el “Mozart del ajedrez” ganó cinco partidas y, gracias a esto, finalmente superó al ELO de Kasparov.

El “Ogro de Bakú” felicitó de inmediato al nuevo recordista mundial, a través de su cuenta de Twitter. Kasparov63: ¡Felicitaciones a @MagnusCarlsen! ¿Podría durar mi récord más de 13 años? Ese siempre fue “mi” número. ¡22 también fue una buena edad para mí! En este mensaje el ex campeón pareció centrarse más en sí mismo que en la hazaña de Carlsen; pero al menos hizo público su saludo, algo nada común en tan compleja personalidad.

¿Qué le sigue faltando a Carlsen y Messi? La respuesta la conocen todos: un título mundial. El noruego aceptó las reglamentaciones de la Federación internacional, así que luchará por la corona en el ciclo que comienza en 2013; mientras el sueño de Messi luce más lejano, porque, en los deportes colectivos, los genios influyen; pero no siempre determinan.

Publicado en Cubasí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
micolumnadeportiva

About micolumnadeportiva

Soy periodista y profesor de Periodismo Hipermedia en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana