Cuba en Japón: cómo ganar perdiendo


Las dos derrotas frente a Japón,  en las que el equipo apenas anotó una carrera en 18 entradas y recibió 20 ponches, fueron resultados poco alentadores para la selección cubana de béisbol; sin embargo, en medio de tantas críticas, muy merecidas, también creo que vale la pena “resaltar” algunos elementos que me parecieron positivos en la última parte de la gira asiática.

– En primer lugar, el hecho de enfrentar a una novena competitiva fue muy valioso. Los japoneses no “convocaron” a varios jugadores de su Liga y a otros que intervienen en la MLB; sin embargo, presentaron a un equipo talentoso. Si tenemos en cuenta que los rivales más recientes de los cubanos habían sido: los universitarios de Estados Unidos, los nicaragüenses, el sindicato de petroleros mexicanos, pues me parece que chocar contra los chinos de Taipéi y, especialmente, frente a los japoneses fue un cambio significativo.

– En la gira asiática conocimos que para la temporada 2013 un equipo cubano Todos Estrellas (quizás una variante de la selección nacional) podría incluirse en la Liga profesional de Taipéi; además, el director Víctor Mesa aseguró que en un futuro no lejano peloteros nacionales podrían formar parte de novenas japonesas; pero no como lo hizo él y tantos otros jugadores, en la década de los noventa, sino al “estilo Linares”, es decir, contratados por selecciones profesionales del primer nivel. Son dos noticias realmente muy prometedoras. Ahora, ¿serán ciertas? Quisiera creer que sí…

– El cuerpo de lanzadores, en su gran mayoría, estuvo bien. Después de sus dos excelentes aperturas, el villaclareño Freddy Asiel Álvarez se ha consolidado como el principal abridor del país. ¿Manejó bien el pitcheo Víctor? He leído no pocas críticas; pero sí me parece “agradable” comprobar que después de décadas de atraso, finalmente existe una “especialización” en el staff nacional;  aunque luego, como sabemos, estos roles no se respeten en la Serie Nacional.

¿Hubo otros elementos para resaltar en la llamada “Serie Samurai”? La ofensiva fue presa fácil del pitcheo japonés, la defensa flaqueó cuando no podía hacerlo y eso costó carreras (el error de Fernández, el wild pitch de Odrisamer Despaigne,  el batazo que quizás pudo capturar Heredia, en el jardín central). No obstante, a pesar de la casi absoluta inefectividad de las diversas alineaciones utilizadas por Víctor, todos los juegos “estuvieron en la línea”. Un batazo hubiera cambiado el resultado; pero, ya sabemos, este nunca apareció. Fue solo eso, un “tope”; pero si los nipones pueden decir, “de acuerdo, no trajimos a los estelares”, con Cuba no sucedió así.

En la primera semana de diciembre, la Federación cubana, al igual que la de los otros países clasificados al Clásico Mundial 2013 tendrá que oficializar su nómina al evento. Aquí tenemos un problema, porque si un pelotero sobresaliera en la 52 Serie Nacional (por ejemplo, un receptor, a ver si aparece una “tercera opción” ante los bates dormidos de Ariel Pestano y Frank Camilo Morejón) no podría incluirse en el róster. Por tanto, ¿qué motivación extra tendrían los peloteros que jugarán en el torneo cubano? Esa pregunta realmente me preocupa. Ojalá no sea solo a mí.

 Vea además:

2do juego, Cuba vs. Japón, jugada por jugada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
micolumnadeportiva

About micolumnadeportiva

Soy periodista y profesor de Periodismo Hipermedia en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana